jueves, 10 de diciembre de 2015

CUANDO UN AMIGO SE VA



Querido Manolo: Te recuerdo muy bien en las dos fotos, pero, sobre todo, recuerdo tu voz siempre optimista ante el problema de salud que te había aparecido que decías estaba bajo control y me dabas ánimos a mediados de Noviembre para  intentar superar el surgido a mí. "¡Pide y confía en el de Arriba!" eran tus palabras al despedirnos. Y el pasado día 6... cuando te llamo por tu cumpleaños, me entero de que te fuiste días antes ¡menuda faena! Porque me dejas como el 'menos joven' de la promoción. Seguro que, libre ya de males, te han recibido los compañeros que partieron antes que tú; te habrán reconocido nada más llegar. Sigue, seguid, velando por los que aquí quedamos. Un fortísimo abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada